Los banqueros le tienen mucho miedo a AMLO

En el ámbito bancario mexicano, en un arranque de año que para muchos ha sido mediáticamente más intenso que cualquier otro, un tema que no ha dejado de estar presente en todas y cada una de las conversaciones es indudablemente el referente a Donald Trump, el que, contrario a lo que podrían pensar, se considera que ocasionalmente va a ser un inconveniente que va a poder resolverse

De esta manera es. En este arranque de año —que por instantes semeja nos hallamos al filo de la próxima gran crisis internacional, causada por el presidente de Estados Unidos— los directivos que participan en el ámbito financiero comentan “en corto” que aunque es un tema que debe dársele seguimiento, “no es el inconveniente central para el mediano plazo, sino más bien el 2018”.


Son (si bien no lo crean) las elecciones presidenciales de dos mil dieciocho lo que consideran es el primordial foco de atención y preocupación para todos, puesto que si el día de hoy fuesen los comicios el enorme ganador —según todas y cada una de las encuestas (si prosiguen creyendo en ellas, puesto que las últimas han fallado en el mundo entero)— el próximo presidente de este país sería el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

En los últimos meses, López Obrador ha ido moderando su alegato contra los que ha llamado a lo largo de años los ricos del país, “la mafia del poder”. El tabasqueño se ha acercado al ámbito empresarial y financiero y también, aun, como todos ya saben, tiene a los 2 suegros más esenciales del país entre sus aconsejes. Poquito a poco, afirman, AMLO ha mostrado un semblante sereno.

Y es exactamente esta serenidad y moderación en sus mensajes lo que los tiene preocupados, en tanto que no saben si es una parte de la experiencia adquirida en todos estos años de campaña, que le hacen poner una cara de afabilidad hacia ellos, o es una parte de su nueva estrategia y es honesto.

No olvidemos que los bancos han quebrado al país  en mas de una ocasión pues AMLO defendiendo la nacion desde siempre y en toda circunstancia ha denunciado el fraude millonario cometido a lo largo del rescate bancario a través del Fobaproa, no ha cesado de criticar a los banqueros, con los que sostiene una diferencia por el tema de la vigilancia en las sucursales Los banqueros, por su parte, aducen que no tienen porqué abonar la seguridad en sus sucursales, en tanto que es obligación del gobierno, y este, por su parte, arguye que, como cualquier empresario, los aquéllos deben encarar dichos gastos.

Anteriormente sus críticas contra los banqueros en México, pues pese a que el gobierno federal arguye no tener presupuesto suficiente, ha conseguido que a ciertos bancos se les entregue anualmente cantidades que superan el presupuesto de la UNAM o bien de ciertas entidades de la República

En el 2002 menciono “No hay quienes les afirmen nada y solo están propagando la mano y recibiendo el talón de la Segregaría de Hacienda o bien del IPAB, todos los años, por los intereses del Fobaproa Es una deuda de ochenta mil millones de dólares estadounidenses y todos los años hay que abonar solamente de intereses reales, cincuenta mil
millones de pesos”

El Fobraproa, es un hoyo en el presupuesto, un agujero del que no se le notifica a la opinión pública El fraude a la nación, apuntó, “no es poca cosa”, puesto que gracias a él, los banqueros “siguen sacando jugosas ganancias al amparo del poder público”

Con información de el financiero