PRI compra votos descaradamente con programas sociales

No fue casualidad que en el último mes del año pasado el PRI y sus aliados en la Cámara local le aprobasen a Eruviel un incremento del diecisiete por ciento en el presupuesto del año en curso, tampoco que exactamente los mismos miembros del Congreso de los Diputados aprobasen un incremento del treinta y tres por ciento en el gasto destinado a los programas sociales; y es que, jamás el PRI había estado tan cerca de perder el poder como ahora.

Con ese poderío financiero, el reparto de dadivas y la entrega de programas sociales se desbordaron en el Estado de México. Solo en los primeros 3 meses del año en curso la secretaría de Desarrollo Social mexiquense reporta haber mas de dos terceras partes del total del presupuesto destinado a los programas sociales.

Conforme con el documento en poder de este diario, la secretaría de Desarrollo Social mexiquense tiene este año un techo presupuestal de 4 mil ciento noventa millones seiscientos sesenta y dos mil cincuenta y 9 mil ciento cuarenta y seis pesos para manejar catorce programas, el informe revela que en noventa días la dependencia ejercitó 2 mil ochenta y cuatro millones seiscientos setenta mil diecisiete mil doscientos sesenta y nueve pesos.

El documento especifica que uno de los programas más adelantados es el de “Gente en Grande”, donde dispuso ya del ochenta y 4 y quince por ciento de su presupuesto, 2 mil ciento dieciocho millones de los 2 mil cuatrocientos millones autorizados. Programa consistente en dar mensualmente una despensa a personas de la tercera edad.

En tres meses Eruviel gastó mas de 2 tercios  de los recursos de los programas sociales

Por su lado, el programa “Mujeres que Consiguen en Grande” ha ejercido el sesenta y 7 y veinticinco por ciento de los recursos, seis mil once millones de los ochenta y cuatro autorizados. El programa consiste en dar 4 depósitos de quinientos pesos por año a mujeres de la entidad, quienes además de esto reciben formación para el trabajo en algún oficio.

El programa “4×1 para Migrantes” reporta un avance del noventa y nueve por ciento, al haber ejercido 6 millones novecientos treinta y tres mil pesos de los 7 millones autorizados. Se trata de un apoyo monetario a fin de que los migrantes que han regresado a la entidad puedan desarrollar un proyecto productivo en sus comunidades.

El documento añade que el programa “Futuro en Grande” ha gastado el sesenta y 3 y noventa y tres por ciento de sus recursos, o sea, cuatrocientos cuarenta y siete millones de los setenta autorizados. Programa desarrollado para favorecer el acceso de comestibles a las mujeres menores de veinte años en estado de gestación y a madres de uno o bien más hijos en condición de pobreza.

Al tiempo que el programa “Adultos en Grande” gastó en 3 meses el ochenta y 4 y quince por ciento de su techo presupuestal, o sea, ochenta y cuatro millones de los diez millones de pesos autorizados. Este programa tiene como propósito formar a adultos mayores en un oficio.

Otros programas que asimismo reportan avances son el “Programa de Infraestructura Indígena” que ha ejercido cuatro.4 millones de los trescientos trece autorizados. “Por una Niñez en Grande” ha ejercido ciento treinta y cuatro millones de los setecientos cincuenta y ocho autorizados. Al paso que “Ramo 15” en 3 meses empleó el noventa y nueve.99 por ciento de los treinta y seis millones que tuvo de presupuesto este año.

Al tiempo que los programas que no registran ningún avance en su ejecución son: “Seguridad Alimenticia del Estado de México”, que tiene un presupuesto de cuatrocientos sesenta y cinco millones; “Por mi Comunidad”, con cincuenta millones; “Jóvenes que Consiguen en Grande” con seiscientos setenta y ocho millones de presupuesto; “Vivienda Indígena en Grande”, con diez millones y “Ramo 20”, con 9 millones de presupuesto autorizado.

Todo esto no es dificil ver a donde ha ido a parar, a la compra de votos del PRI