Wikileaks revela que CIA empleaba nombres de Pokémon para operaciones de ‘hackeo’

La organización de Julian Assange ha destapado un curioso procedimiento que empleaba el servicio de inteligencia de U.S.A.
El programa enmascarado de ‘hacking’ de la CIA destapado por Wikileaks utilizaba un curioso procedimiento para llamar ciertas de sus operaciones: les ponía nombres de Pokémon.

Conforme la organización que dirige Julian Assange, para el hackeo de móviles Android en sus diferentes versiones, la CIA empleaba un nombre de las criaturas de Nintendo para llamarlas.

De esta manera, por poner un ejemplo, para las versiones cuarenta a cuarenta y uno se empleaba el nombre Lugio, y Snubbull para Samsung Galaxy S4 y S5 y Galaxy Note tres. Otras criaturas utilizadas eran Starmie (Galaxy Tab dos, Galaxy Note y Epic Touch, desde las versiones cuarenta a la cuarenta y tres), Spearow (versiones cuarenta y uno), Steelix (sistemas tras el tres de junio) o bien Totodile (Kitkat).

Wikileaks asegura que su serie ‘Vault 7’, que estrenó con el capítulo ‘Year Zero (Año Cero)’ y que engloba el periodo de dos mil trece a dos mil dieciseis, es “la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia”.

‘Year Zero’ expone el alcance del programa de ‘hacking’ de la CIA, lo que incluye arsenal malicioso y docenas de ataques de día cero utilizados como armas, que explotan las debilidades de un extenso rango de compañías y productos de Europa y U.S.A., conforme el portal.

Ciertos de estos productos son, conforme Wikileaks, el iPhone de Apple, los teléfonos Android de Google, Windows de Microsoft y hasta los televisores de Samsung, que pueden transformarse en micrófonos enmascarados a través de un software aparentemente elaborado en cooperación con el MI5 británico.